domingo, 18 de agosto de 2013

Introducción a la Filosofía Sankhya

 

Sin contemplación no hay meditación,

sin meditación no hay éxtasis,

sin éxtasis no hay nada,

sin nada no hay el Todo

Dicho Tantra

El Sankhya es uno de los varios sistemas filosóficos de origen dravídico[1], del que se atribuye su fundación al gran místico Kapila, en un periodo anterior a los Vedas. El Sankhya al igual que el Jainismo, otro sistema de origen dravídico, considera que en el Universo existe una sustancia material llamada Prakriti[2] y una sustancia espiritual llamada Purusa, las cuales existen de manera simultánea y mutuamente condicionantes, pero al mismo tiempo, de forma independiente y sin entrar en contacto entre ellas. A esto se le llama Avyaktam, es la naturaleza primordial de la cual surgen Prakriti y Purusa. Todos los cambios surgen de aquí.

Se dice que esta Prakriti es grande porque es más grande que todos sus efectos. Esta naturaleza, hecha de tres cualidades, es la causa material de todos los seres. Es por ello que se dice que tiene naturaleza femenina, es la Madre, es Madre.

El ser humano tiene que purificar su sustancia material para llegar a contactar con su sustancia espiritual y verse libre del encadenamiento del nacimiento repetido que le condiciona sufrimiento, dolor, vejez, enfermedad y muerte.

La sustancia material, Prakriti, se manifiesta en el mundo bajo tres formas de expresión llamadas gunas; y que están presentes en todo el cosmos, formando parte y constituyendo todas las estructuras materiales, en diferentes grados de combinación. Cada actividad humana se encuentra condicionada por la vibración mayor o menor de cada guna que determina su cualidad y naturaleza expresiva. Las tres gunas son las siguientes:

\ Tamas, es el aspecto de inercia u oscuridad, lo que tiende al no movimiento, en forma de abandono, dejadez o inconsciencia. Cuando hacemos pránáyáma realizamos movimientos respiratorios muy fuertes para provocar posteriormente dicha quietud. Como dice el dicho popular ... después de la tempestad viene la calma ... Cuando realizamos ásanas simplemente lo que debemos hacer es dejarnos llevar, permaneciendo lo más inmóviles y estáticos posible.

\ Rajas, es el aspecto de movimiento, de lucha, de conquista, de acción. Es la pasión misma. Los fuertes movimientos respiratorios serán rajásicos, habrá que luchar contra la pereza para poder seguir adelante. Así pues realizaremos toda la práctica del pránáyáma muy apasionadamente. Cuando hacemos ásanas nos tendremos que esforzar por dejarnos llevar.

\ Sáttva, es el aspecto de la conciencia, de la luminosidad, de la sabiduría. Es el resplandor, la armonía, la bondad, la pureza. Deberemos ser conscientes en toda la práctica no solo de manera contemplativa, es decir, siendo testigo – observador de lo que sucede, sino también, para corregir los posibles errores de la técnica con el fin de que todo salga bien. Los más importante será siempre la actitud de observador pues tanto las ásanas como el pránáyáma tienen mucho conocimiento que aportarnos independientemente de los efectos físicos, emocionales y mentales.

Sáttva nace del apego a la felicidad y al conocimiento.

Rajas, del apego a la pasión, a la acción, a la codicia.

Tamas, del apego a la ignorancia y la pereza.

Así pues el hombre sáttv-ico es un hombre sediento de conocimiento, es un avaro del conocimiento. Cuanto más conocimiento tiene, o cree que tiene[3], más poder siente, y por tanto, más deseos de manipulación a sus semejantes tiene.

El hombre rajas-ico es triste e insatisfecho. Usa a los demás como instrumentos para su propia codicia. Sirve la venganza en bandeja de plata. Es narcisista.

El hombre tamas-ico no piensa en absoluto en las consecuencias de sus actos. Se identifica completamente con el cuerpo y se pelea constantemente con la gente que lo ofende. Es vengativo. No tiene sentido de la proporción ni el equilibrio.

Todos tenemos estas cualidades en mayor o menor grado, pero nuestro camino es llegar a purificar Prakriti para alcanzar Purusa.

El propósito siempre será el de purificar la sustancia material, cuerpo y mente, de sus aspectos de tamas y rajas, hasta alcanzar el estado de una vivencia sáttvica absoluta. Así pues procederemos mediante los cuatro pasos siguientes en nuestra práctica diaria: [4]

\ Catarsis, significa limpiar, este será el periodo de la práctica donde realizaremos ejercicios de limpieza cuerpo físico, emocional y mental para librarnos de las neurosis, condicionamientos, parloteo mental, ... es el primer paso hacia la libertad.

\ Concentración o Dháraná, se trata de fijar la conciencia perceptiva en un lugar determinado para poder tener compresión de lo que se hace. El poder que aquí se estudia es el de la fuerza de la voluntad. Es el primer paso hacia el conocimiento.

\ Contemplación o Dhyáná, es el sostenimiento prolongado de Dháraná. La mente caprichosa se adapta perfectamente a lo que se está realizando, de la misma manera que el agua toma la forma del recipiente sobre el que se ubica. Esto hace que la mente deje de divagar.

\ Meditación o Samádhi, es cuando la conciencia perceptiva se contrae enteramente a esclarecer el sentido del objeto contemplado y se halla libre del sentimiento de separatividad y de personalidad.

\ Meditación concentrada o Sanyama, sucede cuando los tres pasos anteriores se ejercitan al mismo tiempo. Cuando se mantiene alejada de la conciencia perceptiva, la limitación personal, brilla entonces el pensamiento positivo y correcto de las cosas. Por el dominio de Sanyama surge la iluminación.

XIV.2. Los que, después de haberse refugiado en este conocimiento, alcanzan la unidad conmigo no nacen en el momento de la creación ni se perturban cuando llega la disolución.

XIV.5 Pureza, pasión e inercia: estas tres cualidades nacidas de la Naturaleza, oh Arjuna de brazos poderosos, atan firmemente al Encarnado, al Indestructible.

XIV.11. Cuando la luz de la sabiduría brilla por todas las puertas (sentidos) de este cuerpo, sabemos que Sáttva es la cualidad predominante.

XIV.16. Se dice que el fruto de las buenas acciones es sáttv-ico; en verdad, el fruto de rajas es el dolor, y la ignorancia es fruto de tamas.

XIV.23. Al que, sentado como a quien no le conciernen, no le conmueven las cualidades y que, sabiendo que las cualidades actúan, está centrado en sí mismo y no se mueve,

XIV.24. siendo el mismo en el placer y en el dolor, habitando en el Yo, para quien un terrón de tierra, una piedra y el oro son lo mismo, para quien el querido y el antipático son iguales, firme, el mismo en la censura y en la alabanza,

XIV.25. el mismo en la honra y en la deshonra, el mismo con el amigo y el enemigo, habiendo renunciado a todas las empresas: de él se dice que ha trascendido las cualidades.

Bhagavad Guita

Bibliografía

Shrimad Baghavad Guita.

Edición bilingüe sánscrito-castellano de Swami Sivananda Ediciones Librería Argentina

Kriya Yoga Sutras de Patañjali y los Siddhas

Edición bilingüe sánscrito-castallano de Marshall Govindan. Ed. Kriya Yoga Publications

Ôm Tat Sat

-------------------------------------------------------------------------------

[1] El pueblo drávida del Valle del Indo era fundamentalmente Tántrico Matriarcal, en la actualidad quedan drávidas en el sur de India, concretamente en Tamil Nadú. El sistema Sankhya es una parte el Universo Tántrico. En la actualidad forma parte del Shivaísmo de Cachemira.

[2] Los vedantinos, seguidores de los Vedas, lo llaman mâyâ.

[3] No olvidemos que las tres gunas son ilusorias, prakriti es lo mismo que mâya, es lo mismo que apariencia ilusión. Es decir, los que todavía no somos gunatita, es decir, el que ha transcendido los gunas, estamos expuestos a los jueguecitos de la mente que nos hace creer lo que no es real. Nos hace creer que estamos en posesión de la verdad, nos hace creer que vamos por buen camino, nos hace creer que somos perfectos, ... y tantas tonterías que de ahí viene el repertorio tan amplio de defectos que tiene el ser humano ... orgullo, avaricia, soberbia, celos, envidia, ...

[4] Notas extraídas de los Yôga Sutras de Pantanjali, hay una edición en castellano en la editorial Kier.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola a tod@s!
Vuestros comentarios son bienvenidos.
¡Les invito a visitar mi otro blog