jueves, 10 de mayo de 2012

LOS SIGNOS Y EL AMOR

Para jugar un rato….

 

Aries en el amorclip_image001[8]

Amigo, tu vida amorosa discurre entre arrebatados impulsos. La serenidad no es precisamente tu fuerte, y el exceso de audacia domina tus emociones.

Cuando crees que te has enamorado, cosa que te ocurre frecuentemente, inicias esa fase de conquista que tanto te gusta, y en la que demuestras tu sangre de guerrero victorioso. Pero si no consigues seducir al amado o tu pareja te abandona, lo pasas fatal: tu orgullo no te permite ser el perdedor. En el fondo te encanta vivir grandes pasiones, pero tu habitual precipitación te lleva a apurar rápidamente la espuma de algunas relaciones. Querido Aries, a veces no profundizas; yo diría que te pierdes lo mejor.

Eso sí, tu espontaneidad y tu atractivo te convierten en un bombón para todos tus admiradores. Te gusta que te cortejen de forma directa, sin dudas ni demoras. También te distingues por vivir las relaciones con cierto acento infantil, como de niño rebelde que no llega a comportarse del todo bien. Por lo general, tendrá que ser tu pareja quien aporte la madurez a la relación, y a veces incluso puede que te sientas agobiado por su exceso de comprensión.

Descuida, también sabes ser tierno y cariñoso, y en tus mejores momentos orientas perfectamente tu energía hacia la ternura. Tu poca paciencia ante la rutina y el torbellino de pasiones en el que vives -que siempre será un caos- son los mayores problemas que pueden afectar a tu vida de pareja.

Hazme caso, equilibra tu exceso de energía con un poco más de romanticismo, paciencia y ternura: el resultado será exquisito.

Tauro en el amorclip_image001

Tauro es sensual y cariñoso, un signo hecho para el amor. Por eso se rodea de afecto y siempre arrastra tras de sí a una peculiar corte de admiradores. Tú siempre vincularás el amor a tu particular universo de plácidos sentidos.

Los ambientes exóticos te ponen nervioso: no eres de esos que fantasean con un loco encuentro sexual en el tren o en el ascensor. Mimoso y romántico, tu sueño de amor se localiza en el sofá de tu casa, con una buena comida y un buen vino. Deseas llegar a comprometerte y también a casarte, pero si durante la juventud te equivocas en la elección de tu pareja, tu sentido de la responsabilidad te impedirá romper fácilmente esa unión. Y esto, amigo, te puede hacer muy infeliz.

También eres muy celoso y algo pasivo. Suele suceder que cuando encuentras a tu media naranja te dejas llevar cómodamente mientras que el otro sostiene el peso de la relación.

Tauro es uno de los signos zodiacales más sensuales: tocar y acariciar son necesidades para ti. Tu afán por el sexo puede llevarte a establecer un compromiso serio con alguien que tan sólo sea una buena compañía en la cama. No obstante, la seguridad, la estabilidad y la capacidad económica también son factores fundamentales que te influirán a la hora de escoger a tu pareja.

En cualquier caso, todos estos valores resultan tremendamente inferiores a tus emociones afectivas. Amigo, si das con una buena pareja, existen pocos amantes tan cálidos, afectuosos y respetuosos como tú.

Géminis en el amorclip_image001[1]

¡Qué frívolo puedes llegar a ser! Vives el amor como un coqueto abejorro que va de flor en flor, pero te cuesta quedarte quieto en ninguna. Quien logre conquistar tu corazón será quien comprenda que te gustan las cosas difíciles, porque de todas formas tendrá que convivir con tus continuos coqueteos. Tampoco te hundes en la desesperanza cuando tus amores fracasan, porque rápidamente encuentras algún sustituto; sencillamente, pasas página y no vuelves a acordarte de ese amor.

Amigo Géminis, de mente tan inquieta como tu espíritu, y apasionado por las buenas conversaciones, preferirás encontrar afinidad intelectual antes que sexual en tu pareja: una conversación ingeniosa será mejor arma para seducirte que la más excitante ropa interior.

Aunque te atraen las personas divertidas y con chispa, como tú, tu pareja adecuada será alguien mucho más comprensivo y bondadoso, con un gran equilibrio interior para entender que muchas veces lo abandonarás para irte a una fiesta.

A veces te comportas como un compañero, más que como un amante, y suelen ser las palabras y no los hechos los que rigen tu vida sentimental. Pero eres tan atractivo, original, divertido, simpático y encantador, que siempre te sobrarán candidatos para el amor.

Permíteme un consejo:sería bueno que hicieses un esfuerzo por añadir madurez a tu forma de vivir las relaciones. Si cuando creas que has encontrado a la persona adecuada procuras ser un poco más paciente en tu forma de relacionarte, te irá mucho mejor.

Cáncer en el amorclip_image001[2]

Este influjo astral deja una intensa pincelada de romanticismo en tu corazón.Para ti, el amor es lo más importante de la vida, el motor de tu camino, lo que te impulsa a seguir adelante. Como eres un fantasioso emocional empedernido, tendrás que hacer grandes esfuerzos para refrenar tus pasiones. Por ejemplo, con tu gran instinto protector, te enamorarás como un loco de aquellas personas que parezcan un poco necesitadas de cariño y amor. Pero, ¡cuidado!, puede suceder que te prendes de alguien que no valga la pena, una persona que sólo te apreciará porque eres ideal para aprovecharse de tus buenos sentimientos.

El hogar es fundamental para ti, y pronto te las apañarás para crear en tu entorno una atmósfera tan acogedora y agradable que tu pareja no podrá resistirse a compartirla contigo. Pero una vez que viváis juntos, ella tendrá que aguantardos de tus defectillos: los cambios de humor y esa imaginación soñadora ajena a toda realidad. Esto último puede llegar a ser un grave problema, pues la desconfianza y los celos pueden agobiar a tu pareja.

Pero en general, Cáncer, serás muy querido y no sólo por tu pareja, sino por tantos amigos y familiares que aprecian las cosas buenas que hay en ti. Tu emotividad es tal que puede detectarse en tu acuática mirada. Necesitado de un compromiso, y ansioso de tener una familia, vives por y para los tuyos, y si tu vida afectiva no es satisfactoria, sufrirás tremendamente.

Leo en el amorclip_image001[3]

Querido amigo, en tu corazón habita un auténtico personaje romántico que defiende a capa y espada su particular concepto del amor. Eres generoso, protector, fuerte y tierno al mismo tiempo, es decir, un amante casi perfecto... ¡Si es que llegas a encontrar pareja, porque lo pones tan, tan difícil!

En primer lugar está esa idea irreversible de tu media naranja. Te pasas la vida haciendo exámenes a tus candidatos. Y perderás mucho tiempo hasta que comprendas que no son ellos quienes suspenden, sino tú el que no da oportunidades.

El segundo problema es tu exceso de mando. No es que no aceptes las ideas del otro, es que muchas veces ni siquiera te las planteas: decir la última palabra es tu instinto natural. Es más, un insignificante fallo de tu pareja puede convertirse en una gran barrera: si tu amado no dice las palabras más acertadas, tú eres capaz de interpretarlas como una falta de aprecio.

Pero a mí no me engañas, tu orgullo oculta en realidad un gran temor: que alguien descubra ese tierno y vulnerable corazón que llevas dentro. Sólo obtendrás éxitos en el terreno afectivo, tan importante para ti, si rindes tu orgullo ante la persona elegida y le muestras tu parte más delicada y vulnerable... aun a riesgo de perder. Tan sólo con un poco de esfuerzo, cuando te emparejes, serás un amante lleno de virtudes, casi excepcional

Virgo en el amorclip_image001[4]

Virgo es quizá uno de los signos que más necesita una relación afectiva, pero no es precisamente fácil de contentar, pues la razón suele reprimir los sentimientos. Ya sabes, amigo Virgo, lo cierto es que eres una pareja exigente, que desea un compañero hermoso y refinado, y un proceso de cortejo prudente y tradicional.

La meticulosa búsqueda de la perfección tan típica de Virgo te hará extremadamente cauto, lento y escrupuloso con tus admiradores. No sería extraño que encontrases al amor de tu vida en el trabajo, porque así podrías elegir a alguien a quien ya conozcas, que forme parte de tu rutina, y del que hayas examinado su inteligencia y su estilo de vida. Pero la timidez te impide tomar la iniciativa y, generalmente, tendrá que ser el otro el que dé el primer paso.

Si ya estás emparejado, te gustará mantener un estilo de vida ordenado y rutinario. Las improvisaciones no te agradan, prefieres esas costumbres cotidianas que compartes con tu pareja. Eres muy capaz de hacer feliz a la persona que está contigo, porque posees la capacidad de embellecer todo lo que tienes a tu alrededor.

Aun siendo una excelente pareja, la mayor dificultad para la buena marcha de tu vida sentimental es ese exceso de visión crítica que te hará perder a alguna que otra persona que te quiera bien. Sería bueno que te relajases, tanto con los demás como contigo mismo. Tu exagerado perfeccionismo y tu sentido de la responsabilidad en temas como el trabajo te hacen demasiado agobiante.

Libra en el amorclip_image001[5]

Querido Libra, se podría decir que eres un auténtico adicto al romance y a la pareja. Sencillamente, es que no sabes vivir en soledad. Incluso, esta necesidad te puede llevar a buscar una relación a toda costa, sea la que sea, aunque no estés enamorado y ni siquiera te agrade del todo.

Frecuentemente extremas la visión que tienes de tus amores y tiendes a imaginártelos mucho mejor de lo que son en realidad. Pero en cualquier caso, éstos deberán tener una hermosa apariencia física, porque eso es algo a lo que tú no sabes renunciar. Te sientes tan atraído por la belleza que a veces te enamoras de las apariencias, y te decepcionas cuando descubres lo que esconden.

Tu temperamento abierto, dialogante y fraternal te ayuda a estar siempre acompañado. Pero pretendes ser tan equilibrado y armónico que puedes resultar frío y cerebral. El proceso de seducción te encanta, sobre todo porque significa la posibilidad de poner en marcha tu gran talento para la más refinada diplomacia.

Sabes evitar las discusiones fuertes y temperamentales, e introduces a tu pareja en un sano proceso de diálogo. Además, seas hombre o mujer, te preocupas por cuidar esos pequeños detalles que son tan importantes en una relación. Sin embargo, un gran defecto tuyo es que se te da mucho mejor dialogar y aconsejar que hacer frente a los auténticos problemas de la vida. Para ello necesitarás una pareja bastante más realista y prevenida que tú.

Escorpio en el amorclip_image001[6]

Amar a un Escorpio no es nada fácil, y es que nadie mejor que tú sabe que eres un amante muy complicado. Eres capaz de mostrarte como un volcán o como un témpano de hielo, pero tu atractivo y tu magnetismo aturden a los inocentes corazones, se prendarán fácilmente de ti, aunque no logren entenderte.

Cuando te enamoras, necesitas poseer absolutamente al objeto de tus deseos. Desearás hablar interminablemente con tu pareja, saberlo todo de ella, absorberla, dominarla... y más de una vez te sucederá que cuando hayas llegado a conocerla plenamente pensarás que es poco interesante. Tu deseo de poseer al otro no está tan motivado por el cariño como por el afán de poder.

El tremendo secretismo que conservas te puede llevar a vivir romances muy apasionados, ocultos, con personas prohibidas o casadas, por ejemplo. Y es que el riesgo y la pasión son grandes atractivos para ti.

Sin casi preverlo, te las apañas para generar conflictos con tu pareja, para provocar discusiones y altibajos arrebatados en vuestra relación. Nada te gusta más que los dramas apasionados seguidos de una inolvidable reconciliación. Pero apenas sí soportas ser el perdedor, y si tu amor te engaña, te deja o te pone en ridículo, buscarás alguna forma de venganza. Como eres tan orgulloso, aunque sepas que la culpa de la ruptura ha sido tuya, raramente intentarás recuperar a esa persona a la que querías tanto. Para vivir de forma sana tu vida sentimental, necesitas aprender a canalizar tu extremada y magnética pasión

Sagitario en el amorclip_image001[7]

Tu loco corazón te ayuda a vivir la vida con alegría, independencia y sentido del humor, pero no estás muy preparado para asumir un amor monógamo, paciente y equilibrado. Cuando te fijas en alguien, emprendes la conquista con gran ímpetu y energía, como el que comienza un emocionante juego. Te fascinan las situaciones sorprendentes e imprevisibles, y te atraen las personas originales e ingeniosas, que te entretengan y te muestren un aspecto dinámico y vitalista. También podrías enamorarte de alguien exótico, de otro país. Respecto a ti, lo tienes fácil: ese carácter tan abierto y divertido te abre rápidamente el corazón de tus conquistas.

Un rasgo que puede estropear tus romances es tu escasa diplomacia y tu manía de ser hirientemente sincero; tu poco tacto te lleva a meter la pata con frecuencia. Pero tienes un fondo bondadoso, fácilmente susceptible: si tu pareja se porta mal contigo, lo pasas fatal.

Sin embargo, el mayor problema para la relación suele venir de ese instinto tan independiente. Tu pareja pensará, con motivos, que eres un poco egoísta, y quien permanezca a tu lado tendrá que acostumbrarse a compartirte con tus numerosas inquietudes.

Pero no es la frivolidad ni la falta de interés lo que te hace temer los compromisos o las grandes responsabilidades, como por ejemplo los hijos. Amigo, necesitas vivir muchas cosas a la vez, pero también es importante que aprendas a involucrarte un poco más con tu pareja, porque los dos saldréis ganando.

Capricornio en el amorclip_image001[8]

Tu prudencia, Capricornio, te alumbra a la hora de escoger y vivir sabiamente el amor. A ti no te atraen las relaciones difíciles, tormentosas o banales. Lo que deseas es una buena compañía que responda a la gran capacidad de cariño y lealtad que puedes ofrecerle.

Tu estilo no es lanzarte a la aventura, sino conocer despacio a la otra persona, crear lazos día tras día y esperar el momento apropiado para un compromiso que, para ti, será eterno. Tu mayor problema a la hora de emprender una relación es esa gran timidez que te impide encontrar las palabras adecuadas para expresar lo que sientes por dentro. Poco a poco logras manifestar tu afecto, pero siempre vivirás el amor con una gran reserva y una intimidad que será solamente compartida por tu pareja.

Tu sentido de la seguridad material y tus inquietudes laborales también pueden afectar a tu vida amorosa, porque tenderás a dedicar demasiado tiempo a tu trabajo y a tus responsabilidades. Ése es uno de los motivos por el que te interesa encontrar una persona que sea algo autónoma, que no dependa plenamente de ti. También valoras en tu pareja la madurez, la capacidad de estabilidad y la seguridad que ella puede aportarte. El físico no es un aspecto esencial en esta decisión. Sin embargo, bajo tu exterior precavido y algo frío se esconde un corazón tierno, capaz de ser muy afectuoso a pesar de su gran timidez y de ofrecer bonitos detalles de improvisación para alimentar el cariño en esa relación.

Acuario en el amorclip_image001[9]

Aunque eres sumamente querido y popular en tu ambiente, no resultas una pareja sencilla. Tu naturaleza romántica vive en confrontación con un espíritu demasiado abierto y difícil de retener. Tienes muchos admiradores y tu atractivo carácter te facilita el camino para encontrar y abandonar parejas, porque siempre te planteas demasiado seriamente si alguna de ellas vale la pena como para comprometerse de verdad.

Como eres un gran idealista, también proyectarás tus altas expectativas en tu búsqueda del amor. Te sentirás atraído por personas originales, incluso excéntricas, que puedan sorprenderte con sus improvisaciones. Sin embargo, al final es posible que elijas a alguien que haya aprendido a conocerte bien, que comparta contigo una mente abierta y pueda tolerar tu innato deseo de libertad. Estas cualidades, junto con la inteligencia y la capacidad de comprensión, serán muy valoradas por ti. En cualquier caso, el peligro de que le seas infiel podría permanecer sobre su cabeza.

El sexo también es muy importante en tu vida y siempre te preocuparás por mantener la actividad en este aspecto. Dada tu propensión a las emociones, buscarás los momentos y lugares más sorprendentes para provocar inolvidables encuentros sexuales. La amistad con tu pareja te parece fundamental en la relación, porque necesitas confiar en tu amante. Si esta persona no te controla demasiado, ni intenta cambiarte, llegaréis a formar un buen equipo. Aunque necesites compartirla con otros intereses, jamás harás nada sin que ella lo sepa.

Piscis en el amorclip_image001[8]

Aunque eres uno de los signos más preparados para el amor, eso no te garantiza en absoluto la felicidad. Precisamente son las mejores cualidades de Piscis las que te traicionan y te conducen con frecuencia al descalabro emocional.

El problema principal es tu exceso de bondad, ya que frecuentemente aplicas la generosidad, la comprensión y hasta la compasión, típicas de Piscis, a personas que no te merecen en absoluto.

Sueles idealizar a las personas cuando te enamoras, cosa muy frecuente porque eres un romántico incurable. Además, tiendes a fijarte en gente con problemas, que no te dan más que quebraderos de cabeza. Mediante tu eterno "me gusta más dar que pedir", justificas las carencias de tus amantes. Para colmo, tu inseguridad te impide exigir abiertamente aquellas cosas, tipo cariño o respeto, que tú también necesitas. Este proceso puede dar al traste con muchas relaciones y convertir tu vida en un continuo trasiego de parejas, que sólo frenará cuando aprendas a exigir lo que te mereces.

Para ti es muy importante sentirte amado y valorarás muy especialmente una prueba de amor, una carta o una tierna declaración. De todas formas, tu atractivo de Piscis te hace vivir rodeado de admiradores, así es que siempre tienes la posibilidad de volver a empezar. Eso sí, amigo, si das con la persona adecuada, podrás volcar en vuestra relación la enorme cantidad de cariño y creatividad que atesoras.

De autor anónimo

Etiquetas de Technorati: ,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola a tod@s!
Vuestros comentarios son bienvenidos.
¡Les invito a visitar mi otro blog