martes, 13 de marzo de 2012

MARTES 13 temido y amado

image

No quiero repetir acá con palabras mías lo que ya está en muchas partes con palabras ajenas, por ello les comparto material (y sus fuentes) que circula intercalando con otro color aclaraciones mías.

Dice la WIKI sobre el tema….

En las culturas de España, Grecia y los países de América Latina, el martes 13 es considerado un día de mala suerte. Existe un refrán español referente a esta fecha, que dice En 13 y martes, ni te cases ni te embarques, ("No te cases ni te embarques, ni de tu casa de apartes"), considerándose que ambas cosas, una boda o un viaje, acabarán mal si se comienzan en Martes y 13. Hay mucha gente con fobia a este día, que no viaja a ningún lado por superstición. También es habitual que los aviones no tengan fila 13 (se supone que los pasajeros no comprarían billetes para dicha fila). La fobia a este día se llama Trezidavomartiofobia. (Aclaración mía: o "triscaidecafobia", que proviene de la palabra griega "triscaideca", que significa trece, y de "phobos", miedo).

Las connotaciones negativas que se le dan al martes 13 no tienen fundamentos científicos, por lo cual se debe tener muy claro que sólo se trata de un mito. Incluso hay mucha gente que lo ha tomado al revés, por lo cual dentro de sus creencias, lo consideran como un día de buena suerte. Tanto así, que durante ese día muchos apuestan por ese número en los juegos de azar.

Las connotaciones aplicadas a este día son iguales a las del viernes 13 en las culturas anglosajonas o el viernes 17 en Italia.

Por qué el 13

Por su lado el número trece desde la antigüedad fue considerado como de mal augurio ya que en la Última Cena de Jesucristo, había doce apóstoles y Jesús, Se considera a Judas el traidor como el número 13. La Cábala enumera a 13 espíritus malignos, al igual que las leyendas nórdicas; en el Apocalipsis, su capítulo 13 corresponde al anticristo y a la bestia. También una leyenda escandinava cuenta que, según la misma tradición, en una cena de dioses en el Valhalla, Loki, el espíritu del mal, era el 13° invitado. En el Tarot, este número hace referencia a la muerte.

Por qué el martes

Por su parte, la combinación con el martes tiene su origen a finales de la Edad Media. El martes 29 de mayo de 1453 cayó la ciudad de Constantinopla. Según parece, el papa y las Repúblicas de Venecia y Génova enviaron una flotilla de ayuda a la ciudad sitiada, pero ésta caería antes de que llegaran. Cuando la flota de socorro iba a entrar por el estrecho de los Dardanelos, se cruzaron con unos pocos barcos de refugiados que huían de la ciudad conquistada; al preguntar cuándo había caído, éstos respondieron que el martes. La caída de Constantinopla supuso un profundo trauma para las potencias cristianas, y el día de su caída, el martes, asociado además al dios de la guerra pagano, pasó a considerarse de mala suerte.

Martes es una palabra que desciende del nombre del planeta Marte, que en la Edad Media lo llamaban "el pequeño maléfico" y que significa voluntad, energía, tensión y agresividad. Marte, (o Ares según la mitología griega), es el dios de la guerra, por lo cual el día martes está regido por el planeta rojo, el de la destrucción, la sangre y la violencia. Además, la leyenda dice que un martes 13 se produjo la confusión de lenguas en la Torre de Babel.

Dice en esta página…

Sobre la expansión de la superstición de la supuesta mala suerte del trece existen varias teorías: la primera, que se propagó desde Escandinavia hacia el sur por Europa y, posteriormente, a América por los conquistadores españoles. La segunda, que surgió con la eliminación de la Orden de los Templarios, el 13 de octubre de 1307, y la tercera, que se expandió de Estados Unidos a principios del siglo XX.

Una de las primeras referencias al trece y su mal augurio se encuentra en la mitología nórdica en la era precristiana, señala el historiador Donald Dossey en "Holiday Folklore, Phobias and Fun".

Se cuenta que a un banquete en el Valhalla fueron invitados doce dioses. Loki, el espíritu de la pelea y el mal, llegó sin invitación con lo cual el número de los presentes llegó a 13. En la lucha que se produjo para expulsar a Loki, Balder, el favorito de las deidades, encontró la muerte. Ésta narra la historia de un banquete en el Valhalla al que fueron convocados doce dioses. Loki, el espíritu de la pelea y el mal, llegó sin invitación, por lo que el número de presentes fue trece. En la lucha por expulsar a Loki, Balder, el favorito de las deidades, falleció.

Esta fue una de las primeras referencias escritas sobre el "infortunio" relacionado con el trece. Desde Escandinavia, la superstición se difundió a través de Europa, hacia el sur y al comenzar la era cristiana ya estaba establecida en los países mediterráneos. Llego a América contando con la presencia de los conquistadores españoles.

Entonces, se dice que esta creencia fue reforzada con el episodio de la Última Cena. En la fe cristiana la principal influencia se sustenta en que en la Última Cena de Jesucristo asistieron en total trece personas: Jesús y sus doce apóstoles, incluido Judas Iscariote, que le traicionó. Y desde ese momento, invitar a trece personas a una cena significa buscar un desastre, lo que se cree hasta el día de hoy.

En otras tradiciones, como la Cábala, el Tarot, el Antiguo Egipcio, la Antigua Grecia o las creencias mayas y babilónicas, el trece siempre ha estado presente.

El trece en la religión judía es una cifra positiva: el año bisiesto hebreo se compone de trece meses, Jacob en hebreo se escribe con trece letras o trece fueron los cuernos usados en los templos hebreos para llamar a la comunidad.

En matemáticas, para el principal teórico sobre la proporción áurea, Fibonacci, el trece es un número de su serie áurea. Y por el contrario, los herméticos de la escuela de Pitágoras consideraron el trece como "la falta de mezcla, por la simplicidad de lo inefable".

La cuestión sobre el martes 13 o el viernes 13 está determinada por la tradición. Así, la anglosajona se aferra al viernes y la latina al martes, aunque existen supersticiosos que consideran ambas fechas nefastas.

Jürgen Brater, en su libro "Números curiosos", indica que el Gran Sello de Estados Unidos, símbolo nacional creado en 1782 y representado en el billete de un dólar, recoge la importancia del trece, que fue el número de estados fundadores de esta nación, un dato contradictorio teniendo en cuenta los millones de triscaidecafóbicos estadounidenses que existen. (El billete de un dólar tiene la simbología del número trece en varias partes del mismo, lo que lo ha convertido en la mayor potencia del orbe. La pirámide de la parte posterior tiene 13 peldaños, el águila sostiene 13 flechas en una pata y en la otra 13 hojas de una rama).

Otras culturas combinan números que supuestamente acarrean mala suerte o eligen otros. En Italia, se considera que el día de mal augurio es el viernes 17.

¡Imagínate!, en 1978 la revista británica "Gentlemen's Magazine" cito una estadística según la cual, como promedio, una de cada trece personas reunidas en una habitación moriría antes de un año. Al increíble pero cercano a la realidad... ¡Imagínate!, en 1978 la revista británica "Gentlemen's Magazine" cito una estadística según la cual, como promedio, una de cada trece personas reunidas en una habitación moriría antes de un año.

Y si se le quiere seguir buscando la "quinta pata al gato", hay muchos que toman en cuenta que las experiencias vitales del ser humano son 12, por lo cual una más, es decir, trece, significaría una anormalidad abominable. ¿Cuáles son estas experiencias vitales?... El yo, la posesión, la comunicación, el instinto, la creación, el servicio, la unión en pareja o en alianza; la sexualidad profunda, la trascendencia, espiritualidad o religiosidad; el poder; la proyección o los sueños y el dolor o la soledad. (Relacionadas con las doce son las casas del universo astrológico, por lo cual una más rompe el modelo.)

Ante todo esto encontramos.

Supersticiones y Refranes

· "El martes ni gallina eches, ni hija cases".

· "El martes ni hijo cases, ni cochino mates".

· "En martes ni tela urdas, ni hija cases, ni las lleves a confesar porque no dirán la verdad".

· "El martes ni tu casa mudes, ni tu hija cases, ni tu ropa tejas".

· No cortarse las uñas o el cabello durante ese día, porque trae mala suerte. Al parecer cortarse las uñas en el aciago martes saldrán padrastros.

· Las aerolíneas evitan este número en sus asientos.

· Antes, muchos artistas tenían en sus contratos una cláusula por la que no actuaban el 13 del mes.

· Los hijos nacidos en martes serán desgraciados, tendrán una vida corta y su ideal será la guerra.

Y también…

En Florencia en las viviendas se omite el trece en los portales, o pisos y ascensores de edificios hasta en hoteles, en los que se ha llegado a crear el piso duodécimo A. Otros hoteles en el mundo no identifican el piso 13 para los clientes y se saltan al catorce. Utilizando ese espacio para servicios o deposito.

En el transporte público en Madrid no existe la línea trece de autobús y en Buenos Aires ningún tranvía con el trece circuló hasta 1913. También el trece falta en los asientos de los aviones y en las puertas de embarque de los aeropuertos.

En la mayoría de los autódromos o circuitos europeos de Fórmula Uno no hay pits o boxes (donde los carros se recargan de combustible y cambian de llantas) con el número trece, se pasa del doce al catorce. Y las competiciones no se celebran el día 13. Entre otras curiosidades, en España, el número trece del Documento Nacional de Identidad no se ha asignado a nadie. Y en Francia, se crearon los "quatorziennes", que asistían a cenas de nobles y eventos sociales como invitado decimocuarto, según el estudioso Dossey.

Ahora bien más allá de todas estas razones, válidas en sí mismas, evidentemente existe alguna asociación profunda en la psiquis que lleva a la construcción del mito. Pensando en ello propongo como hipótesis que teniendo en cuenta los distintos símbolos

El 13 como número Lunar (Femenino, nocturno, pasivo o receptivo y fértil) ya que se corresponde con las trece lunaciones anuales (calendario lunar) de las cuales la número 13 está relacionada con el principio de MUERTE y RESURRECCIÓN, momento en que la semilla penetra profundamente la tierra (penetrar: acción totalmente marciana es decir propia de Marte) y deja de habitar el mundo visible para posteriormente re-emerger renacida en nuevo brote (Véase sobre este tema el mito de Eanna y Allatu)

Martes: como vimos se asocia al Dios Marte (Ares griego) y al planeta Marte. En todos los casos simboliza la energía penetrante, de conquista, agresiva, destructora, punzante…

La relación entre la Luna en su momento de Luna nueva (muerte y resurrección) o La anciana luna Asociada a la diosa Hécate (Diosa oscura) y Marte no es por cierto amable, ni propicia para bodas, viajes o construcciones hogareñas, ya que en esta relación los símbolos que se asociación son los de destrucción y muerte de todo principio vital. Es pues este día un día asociado a momentos violentos de trasformación, cambios radicales, necesidades imperiosas, y temores, pero también de: Rápida reacción frente a los estímulos, Actividad fecunda, intensidad emocional… Es decir que según que se pretenda el día puede resultar nefasto o fructífero.

Esto es tan solo una lectura que espero les resulte útil

©Ana Cuevas Unamuno

1 comentario:

  1. Buenas noches ,a quién corresponda tengo un hijo nacido un día 13 y es muy inteligente si algo rebelde estoy al tanto diariamente de conmo va en la escuela aunque solo le diga como te fue porque es mayor de edad no tomo sus libros yo no les entenderia .

    saludoscielo20200

    ResponderEliminar

¡Hola a tod@s!
Vuestros comentarios son bienvenidos.
¡Les invito a visitar mi otro blog