martes, 17 de agosto de 2010

EL NACIMIENTO DE PERSEO

 

He acá un Mito interesante que nos habla de las tensiones naturales entre lo viejo y lo nuevo

 

EL MITO

perseus_const_sm

Acrisio, tenía una única hija llamada Dánae (su madre era Aganipe). Los años pasaron y al ver que su esposa no le daba más hijos decidió consultar al oráculo. Lo hizo y recibió esta respuesta: «No tendrás hijos varones y tu nieto te matará»
En ese entonces su hija era ya una hermosa joven a quien cortejaba su tío Preto. Acrisio regresó a su hogar decidido a impedir que se cumpliera ese pronóstico y para ello encerró a Dánae en un calabozo con puertas de bronce, guardada por perros salvajes.
Poco más tarde Zeus el libidinoso que ya le había hechado el ojo a la jovencita, se introdujo en el calabozo (y en la doncella) en forma de lluvia dorada. Meses más tarde Dánae dio a luz a un niño al que llamó Perseo.
Cuando Acrisio se enteró no quiso creer que el padre era Zeus y sospechó que su hermano Preto había renovado su intimidad con ella; pero, como no se atrevía a matar directamente a su propia hija, los encerró a ella y al pequeño en un arca de madera que arrojó al impredecible mar.
El arca viajó a la deriva hasta encallar en la isla de Sérifos, donde un pescador llamado Dictis le echó la red, la sacó a la costa, la abrió y encontró a Dánae y Perseo todavía vivos. Inmediatamente los llevó a casa de su hermano el rey Polidectes, quien de inmediato quedó prendado de la belleza de Dánae y con la intención de seducirla ofreció criar al niño.
Durante mucho tiempo Dánae esquivo las peticiones del rey negándose a casarse con él con una u otra excusa, más cuando el joven Perseo alcanzó la edad viril, la presión del rey era tanta que Perseo se vio obligado a defender a su madre.
Herido en su orgullo Polidectes fingiendo que iba a pedir la mano de Hipodamía, hija de Pélope, les rogó a sus amigos y a Perseo que contribuyera cada uno de ellos con un caballo a su regalo despedida.
El imprudente joven se disculpó diciendo que no tenía caballo alguno pero que estaba dispuesto a conseguirle un regalo, llegando incluso a ofrecerle al cabeza de Medusa. Oferta que por supuesto el rey aceptó de inmediato, seguro que ante tan imposible misión el joven perecería y el finalmente podría casarse con la bella Dánae.
De cómo Perseo logró vencer a la Medusa y de lo que entonces sucedió se los contaré otro día, lo que importa ahora en esta historia es que luego de mucho andar, combatir (con ayuda de dioses y criaturas mágicas como suele sucederle a los héroes y heroínas), Perseo regreso a Sérifos, destronó a Polidectes poniendo en su trono a Dictis (el pescador) y se hizo a la mar con rumbo a Argos, acompañado por su madre, su esposa y un grupo de cíclopes, decidido a vivir nuevas aventuras.
Acrisio, al enterarse de que se acercaba, huyó a la pelasga Larisa, pero sucedió que justo unos amigos invitaron a Perseo a ir allá para asistir a los juegos fúnebres que celebraba el rey Teutámides en honor de su difunto padre. Sin saber nada sobre su abuelo Perseo aceptó la invitación y nada más llegar decidió intervenir en la competencia quíntuple de destreza. Cuando se llegó al lanzamiento del disco, el suyo, desviado de su trayectoria por el viento y la voluntad de los dioses, fue a dar en el pie de Acrisio y le mató, y así se cumplió finalmente la profecía.
De lo que le sucedió después a Perseo también se habla en otra historia.




ESCUCHANDO AL MITO

Este mito griego tiene sus similitudes con diversos mitos y leyendas de otras culturas. La historia de una profecía que amenaza la caída del rey poderoso en manos de su descendencia, llevando a este rey a tratar de matar a su descendiente, fracasando y viéndose finalmente la profecía cumplida, habla, entre otras cosas seguramente (¡hay tantos puntos de vista!), del ciclo solar en su eterna batalla entre Invierno y primavera, o El sol y la oscuridad, es decir del momento en que muere el viejo sol en manos de las oscuridad y las sombras frías del invierno, para que nazca el nuevo sol en el ciclo siguiente (primavera) acrecentándose su poder hasta culminar en pleno verano con todo su esplendor. Esplendor al que inevitablemente (ya sea al sol o a toda cosa o humano) le sigue la decadencia y la muerte.
Desde mi punto de vista (compartido por cierto con muchos otros) el mito cuenta algo que sucede siempre y nos da pistas para comprender ese conocimiento y aplicarlo. A veces se cree que el mito cuenta lo que ha sucedido allá lejos y hace tiempo, pues si y no. Sucedió, sucede y sucederá… Pero ojo no sólo en planos superiores, divinos o espirituales sino también en los planos cotidianos.
Este mito particularmente lo vemos actuado por ejemplo en “ese” abuelo/a que ejerce el poder familiar y laboral, empujando a su hijo o hija a secundarlo y que al verse enfrentado por su nieto o nieta, cuando ya tienen menos fuerzas que en su juventud lucha por impedir que se le arrebate el control. Y… cuando finalmente la nieta o el nieto, logran apropiarse de su propio destino y se afirman en sí mismos, lo mismo da si pasan a ocupar el puesto del abuelo o abuela, o si eligen un camino diferente contra la voluntad del ancestro, esa figura que hasta entonces reinaba se ve descoronada y se derrumba.
El mito nos dice entonces que es un hecho natural (propio de la vida) que lo nuevo reemplace a lo viejo y que lo viejo luche por no perecer y ser reemplazado, ya sea en lo personal, en lo social o en lo universal. También nos dice que lo nuevo para lograr su cometido debe antes crecer, formarse y afirmarse, solo después puede “cambiar la mirada” (cambiar la realidad, o las creencias, o las costumbres…) que es una de las cosas que representa el poderoso ojo de Balor que el joven destruyó, señalando en este acto una transformación del modelo en que se vivía (o que había heredado).
Lo mismo podemos aplicarlo a las sociedades que en tiempos de transformación inevitable resisten el cambio de dirección aunque el resultado de continuar en la dirección que se trae lleve indefectiblemente a la destrucción (o autodestrucción) tal como le pasó a Balor y tal como le (nos) está pasando hoy en día a la humanidad.
Les dejo para ahora para que saquen sus propias conclusiones

Si quieren saber más de mitos vean este artículo: LA EN SEÑANZA DE LOS MITOS
Para leer un mito similar de una cultura diferente vean LA HISTORIA DE LA PRINCESA EITHLINN
Etiquetas de Technorati: ,,,,

2 comentarios:

  1. ME ENCANTÓ
    ESPERO MÁS MITOS Y SOBRE TODO CUANDO LOS EXPLICAS.
    FELICITACIONES POR EL BLOG

    ResponderEliminar

¡Hola a tod@s!
Vuestros comentarios son bienvenidos.
¡Les invito a visitar mi otro blog