jueves, 18 de marzo de 2010

Los elementos y la cuadruplicidad

 

Primero veamos algo más de los elementos

EL FUEGO: es el elemento que impulsa a SER, es activo, masculino, (Yang), es el calor necesario para la digestión, el impulso a la individualización, el deseo, la acción de la imaginación y el calor amoroso, el entusiasmo, la alegría, la irritabilidad, el calor corporal que nos mantiene vivos, el corazón y la inspiración. Su defecto es la IRA su virtud si la desarrolla el AMOR

EL AIRE: es inquieto, movedizo, oxigena, ventila para que nada se acumule, es la palabra, la idea, es el que sostiene y da vida al fuego, es también masculino y activo, (Yang), es el impulso a asociar, cooperar, unir, hermana seres y cosas, los pulmones, las manos que aprietan, hacen, acarician, sutil y cambiante, armoniza a los demás elementos. Es el movimiento que conecta el interior con el exterior, interconecta, vincula, asocia y relaciona. Informa, comunica, circula. Su defecto es la CODICIA, su virtud la HERMANDAD

EL AGUA: corresponde a las emociones, lo que no tiene forma y es por lo tanto adaptable e impresionable, es el elemento prioritario del cuerpo humano que realiza las funciones de nutrición, depuración y recepción.

Es el pecho de la madre, los pies que nos sostienen y gracias a los cuales nos desplazamos, es el "Mar de los riñones", la linfa, las lágrimas, la saliva, los órganos reproductores, la fertilidad, la humedad que torna apta la tierra para que nazca el fruto. Su defecto es la PASION, su virtud es la PAZ

LA TIERRA: es el más denso de los elementos, la materia pura y concreta, es quien da forma, sostiene y afirma. Es el cuerpo material, la solidez, los órganos, la paciencia, perseverancia y firmeza. Es el elemento que opone resistencia a los demás pero también el que da durabilidad, permanencia y posibilita la manifestación de la vida. Su defecto es el APEGO, su virtud el SERVICIO.

 

Relaciones entre los elementos

Tanto Tierra como Agua son pasivos, femeninos, (Yin), por ello armonizan entre si, ambos tienden al movimiento descendente e introvertido (hacia adentro). Al igual que armonizan los elementos (YANG), masculinos y activos Fuego y Aire, que tienden hacia arriba, adelante y extrovertido, (hacia afuera)

La Tierra es la realidad que nos rodea, forma y sostiene, es el reino de la materia donde plasman las formas de la creación, (encarnan), la realidad. El agua la recorre, por fuera y por dentro dándole los nutrientes para que permanezca viva y útil, sin resecarse ni endurecerse, La humedad permite la fertilidad y la abundancia, es el reino de las emociones y los sentimientos, las corrientes sutiles que promueven la acción y condicionan los actos. El aire de la atmósfera que cubre como útero al planeta es lo que permite que los procesos se cumplan, ya que es la función movilizadora y comunicativa, el viento sacude la tierra para que se mantenga abierta y eleva al agua, la agita, haciéndola circular para que no se estanque. Es el reino mental, el mundo de las ideas, la fuerza que impele a la interconexión e interrelación de las partes, une y separa, crea y recrea, el movimiento constante. Todo esto no tendría utilidad si no existiese "LA VIDA", es decir el Fuego que es el que ánima e impulsa y mantiene el “calor” necesario para que la manifestación vital fructifique. Es el reino del espíritu que anima, el soplo vital, los deseos, impulsos e instintos, la fuerza y vitalidad de las cosas que sostiene la vida. El corazón.

Resumen de lo visto

Hemos visto pues la estructura básica de la realidad, en la cuál la Polaridad se expresa en un ritmo trinitario dentro del cuaternario.

La Polaridad es pues la dirección y especificación de la energía, el Ritmo es el movimiento dentro de un proceso y por ende sus etapas y el Cuaternario es donde plasma lo anterior. La realidad donde todo existe o dicho de otro modo: el modo particular en que la dualidad y el ritmo se expresan.

Dado que el cuaternario define las diversas modalidades de expresión de la energía a la Materia (palpable, concreta) se le ha dado como valor numérico el Cuatro (4), valor que por definición y derivación simboliza y significa la realidad, lo concreto, el fundamento, lo que llamamos realidad visible, etc. Encontramos en este número: los cuatro estados de la materia: líquido, sólido, gaseoso y plasmático o energía pura, las cuatro facultades del hombre: moral, alma, intelecto y físico, etc.

La articulación de los cuatro elementos básicos: FUEGO, AIRE, AGUA Y TIERRA, y los tres ritmos (triplicidades + cuadruplicidades) dieran origen a los doce signos zodiacales significadores de la totalidad del ciclo humano o celestes. Todo tiene una forma y una modalidad particular.

Cada uno de estos doce signos corresponde con un modelo, ARQUETIPO, básico de la existencia, siguiendo su secuencia en el sentido contrario a las agujas del reloj, es decir tal y como los conocemos según el orden de los meses: ARIES, TAURO, GEMINIS, CANCER, LEO, VIRGO, LIBRA, ESCORPIO, SAGITARIO, CAPRICORNIO, ACUARIO y PISCIS.

Podemos ver como expresan el proceso secuencial que sigue el tiempo desde el nacimiento de la primavera, ARIES, (se lo considera así ya que la astrología llamada occidental que es de la que estamos hablando nació en el hemisferio Norte), su estabilización, TAURO y su declinación en favor del verano GEMINIS, llegando este último en CANCER y así sucesivamente. Veamos un esquema de estas correspondencias.

 

Ejes

Los signos de FUEGO encuentran su polaridad en el AIRE. Los signos de TIERRA la encuentran en el AGUA.

Todo proceso vital va a estar representado en esta secuencia. Cada signo determina cualidades particulares y específicas que poseemos todos los seres humanos y a la vez rige cada signo una parte del cuerpo físico, emocional y mental. En la totalidad del zodíaco está inscripta la totalidad de nosotros (y de todo lo que nos rodea, visible e invisible) en forma simbólica.

Cada acción o situación de la existencia está simbolizada por un ritmo, una polaridad y un elemento. Cada uno de nosotros tiene en si mismo la totalidad pero actualiza en mayor medida determinado conjunto de arquetipos y a eso lo vemos como la totalidad de lo que somos (o manifestamos)

Veremos en el próximo post  una tabla con palabras claves sobre cada elemento

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola a tod@s!
Vuestros comentarios son bienvenidos.
¡Les invito a visitar mi otro blog