sábado, 13 de marzo de 2010

CUADRUPLICIDADES

 

"El fuego surge y se expresa (yang), el agua (yin), lo absorbe, lo equilibra y se unen, de esta unión, vapor, nace la madera, crece y se expande, atraviesa la dificultad, metal y retorna a la tierra. De allí surgirá una vez más el fuego y se repetirá la rueda."

 

Lo que denominamos elementos tiene gran peso en muchas concepciones filosóficas, metafísicas e inclusive, psicológicas y médicas. Para occidente, dentro del conocimiento esotérico y metafísico, todo está conformado por cuatro elementos: FUEGO. AIRE. AGUA y TIERRA y un quinto conector, generador y disolvente, ETER

Para los orientales (sobre todo chinos y japoneses) se trata de cinco elementos y todo pertenece a uno de ellos: FUEGO. MADERA. AGUA. METAL (ORO) y TIERRA.

Cada uno de ellos tiene un significado, es generado por algún otro y a su vez genera. Simultáneamente cada elemento domina a otro y es dominado. Se forman así dos ruedas en continuo movimiento.

 

RITMO CICLICOS-CUADRUPLICIDADES

La MADERA con sus raíces penetra la TIERRA y de este modo la CONQUISTA.

Al Emerger los continentes, la Tierra conquista al AGUA.

El AGUA conquista al FUEGO al apagarlo.

Al fundirlo el FUEGO conquista al METAL

El METAL finalmente conquista a la MADERA cortándola

Cada elemento se relaciona a su vez con una dirección del espacio, un órgano, un movimiento y una estación. (Existen más analogías, pero esto es una noción básica.)

Esto es por cierto una apretada síntesis. Vayamos ahora al concepto fundamental ¿A que se llama elementos? La concepción de "elementos" no se refiere a la expresión material visible para nosotros, es decir al fuego, agua, tierra y aire, concretos, si no a modalidades de expresión de la energía básica (aunque dichos elementos por cierto son una representación de estas modalidades en su plano más densificado).

Esta energía a la que nos referimos como CHI, (pudiendo llamarla vida, orgón, prana, etc), se expresa en la materia de diferentes modos en todos los planos

Todo en el organismo responde a uno de los cuatro (cinco en oriente) elementos, siguiendo así las pautas que este determina, cuando un elemento está afectado podemos descubrir el modo de re-equilibrarlo. En la totalidad de la vida sucede lo mismo. Frente a un elemento sabemos con cuál responder, por ejemplo: A una acción fuego, (impulsiva, agresiva), si respondemos con una reacción agua, (calma, comprensión) evitamos el choque, si respondiésemos con un movimiento fuego perderíamos el combate ya sea que ganásemos o no, por que sumaríamos nuestra agresión a la del otro, el resultado: ¡dos seres heridos! Esto no solo es en una lucha, también resulta en lo cotidiano, si alguien nos ataca y nosotros a la vez atacamos, (gritando, reprochando, etc) entraríamos en una discusión improductiva y sin fin, si por el contrario comprendiéramos lo que le sucede a esa persona e intentásemos explicarle con calma nuestras motivaciones, llegaríamos al entendimiento sin heridas de uno u otro. Esto va a modo de ejemplo, descubran ustedes otros.

Cada elemento tiene dirección, características y expresiones particulares, entre todos conforman la realidad en la que nosotros estamos inmersos.

El fuego se eleva, expande, avanza, calienta, vivífica, da claridad.

El agua desciende, retrocede, introyecta, contiene, serena, suaviza

La tierra sostiene, preserva, centra, fortifica, nutre, aquieta.

La madera crece, se extiende, se desplaza, asciende, crea, integra.

El metal corta, hiere, fuerza, eleva o desciende, repele, elimina.

Cada elemento además se asocia con un clima o tipo de temperatura

FUEGO AGUA TIERRA MADERA METAL

CALOR FRIO HUMEDO VIENTO SECO

El tipo de actividad que desplegamos, los sabores, olores, alimentos, etc, se asocian así mismo a los elementos.

En Occidente a partir de los cuatro elementos, se clasificaron las cuatro tipologías humanas según sus "Humores": BILIOSO, ACUOSO, FLEMATICO Y SANGUINEO.

La importancia de estos respecto de la medicina estuvo fuertemente presente en la antigüedad. El saber que más trata sobre los elementos en occidente es la astrología, veamos entonces las bases fundamentales de ella, su estructura primaria.

Sintetizando repito: Existe una y solo una Energía Primaria (CHI, KI, PRANA, ORGON, FUERZA VITAL, ESPIRITU SANTO, y otros muchos nombres que definen un mismo principio), que se expresa en diferentes modalidades tanto en lo sutil como en lo burdo y son estas modalidades, (que incluyen a los elementos conocidos con estos nombres que son en sí mismos la expresión material mas densa de dichas modalidades), las que se denominan Elementos, estos son como ya dije: FUEGO, AIRE, AGUA y TIERRA más un quinto elemento el ETER inasible para la experiencia humana que sin embargo esta en todo, todo lo penetra y a todo contiene.

En el Tíbet esto se expresaban por medio de construcciones llamadas STUPAS (símbolos de la estructura de la creación), su base era un cubo, (Tierra) encima del cual reposaba una esfera, (Agua), sobre la esfera había una estructura espiraloide, (Fuego) y una media luna (Aire) contenía a una esferita (ETER) que coronaba la construcción.

Estas modalidades se expresan tanto en el nivel biológico, físico como psíquico y espiritual. A nivel biológico el FUEGO se refiere a todo lo que hace posible el crecimiento de los organismos, la combustión, y el calor corporal (o vitalidad), el AGUA hace posible la estabilización, el mantenimiento del ritmo vital y la propagación, el AIRE representa los procesos de interacción, circulación (movimiento) oxigenación (intercambio) y comunicación entre las diversas partes del organismo y entre este y el exterior, la TIERRA representa la consolidación en la forma o modelo mas adecuado a la supervivencia y al propósito de la vida, es el Cuerpo físico del organismo, la materia.

Quedan así pues formada esta figura

 

clip_image002

El origen de los 4 elementos se encuentra en las 4 cualidades primitivas, fácilmente perceptibles:

FUEGO: CALIENTE Y SECO.

AIRE: CALIENTE Y HUMEDO.

AGUA: FRIA Y HUMEDA.

TIERRA: FRIA Y SECA.

clip_image002[7]


En la segunda figura vemos que cada elemento está asociado a un símbolo, la unión de ellos construye lo que conocemos como la estrella de David o Sello de Salomón, clave esotérica con su base en el número 6.

 

clip_image002[11]

El triángulo con la punta hacia arriba significa lo ideal y lo abstracto mientras que, el triángulo con la punta hacia abajo, representa lo concreto y lo material.

En la unión de ambos triángulos, el del espíritu y el de la materia, encontramos el perfecto equilibrio, es decir, la unión íntima entre el Macrocosmos y el Microcosmos, la armonía entre el hombre y su ambiente y, en definitiva, el YUG, UNION...

 

 

 

El fuego simboliza el ideal, el aire el intelecto, el agua el sentimiento y la tierra la materia.

Los elementos fuego y aire tienen el triángulo con la punta hacia arriba, indicando el idealismo o la falta de concreción.

El aire posee una línea horizontal que representa un filtro antepuesto al ideal -el intelecto- el cual puede perfeccionar el ideal o anularlo. En cambio, el fuego no filtra nada pues es su cualidad la espontaneidad.

El agua y la tierra tienen su triángulo mirando hacia lo material, pero el agua no tiene barreras previas, indicando su sensibilidad hacia la naturaleza pero también su desprotección. La tierra, en cambio, sí posee una raya horizontal, pues ella abarca lo visible (lo que crece por arriba) y lo invisible (la raíz, lo que es en lo profundo). La tierra es cautelosa, prudente y conservadora.

 

EN EL PRÓXIMO POST VEREMOS ESTOS ELEMENTOS.

Etiquetas de Technorati: ,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola a tod@s!
Vuestros comentarios son bienvenidos.
¡Les invito a visitar mi otro blog