lunes, 7 de septiembre de 2009

¿Que número soy?

Todo este material es un extracto del libro “EL MISTERIO DE LOS NÚMEROS” ©1987- Ana Cuevas Unamuno-Editorial Kairos.

"CON TODO LO QUE APRENDAS, HIJO MÍO, APRENDE QUE EL NÚMERO 1 ES EL CONOCIMIENTO, EL NÚMERO 2 ES EL QUE SABE Y EL NÚMERO 3 ES LO QUE SE SABE; Y SI TU REÚNES LOS TRES NÚMEROS, POSEES LA SÍNTESIS DE TI MISMO Y DE CUANTO PUEDES SABER."- (Maimónides.)

Cuando leemos el significado de los distintos números en numerología, indefectiblemente sentimos el deseo de conocer nuestros propios números. Es lógico preguntarse por ejemplo ¿seré un 1 o un 5? La realidad es que nadie es un solo número sino una combinación de varios, aunque ciertos números resulten más destacados en la construcción de la personalidad

Actualmente gracias a Internet existen muchas páginas en las cuales se brindan tablas, se enseña el modo básico de cómputo, e incluso las hay donde un programa realiza el cálculo. En todos estos casos lo que resulta de la suma de las partes es un número único o unidad a la que se le atribuye el ser el número del individuo. Dado que esto no es real y que por otro lado considero que es muy posible que el lector que ha llegado a este espacio desee de inmediato saber cómo obtener estos números, es que a riesgo de resultar repetitiva en algunos aspectos (en otros seguro no lo seré), les ofrezco esta información.

Antes de brindarles una de las tablas quisiera hacer algunas aclaraciones:

1. En numerología dos factores tienen vital importancia, los significados de cada número y los propios de cada letra, a los que se suman las dos dimensiones básicas en las que nos movemos: Tiempo y Espacio. Por lo mismo ningún estudio numerológico está completo si estos distintos factores no se investigan.

2. En muchas páginas (e incluso en libros), se plantea que el número correspondiente a un individuo se obtiene por la suma su fecha de nacimiento, o bien por la suma de las letras de su nombre completo, e incluso en algunos casos encontramos que se considera numero personal al numero resultante de sumar el resultado de la fecha de nacimiento y el resultado de la suma de las letras que componen el nombre. Esto es totalmente erróneo, ningún individuo es un número único, ni es correcto mezclar los datos obtenidos por la fecha de nacimiento con los obtenidos por las letras del nombre.

En astrología encontramos la presencia de la Horoscopía, esto es el estudio de la posición del sol en el círculo zodiacal. Ahora bien el sol es uno de los múltiples factores que nos constituyen simbólicamente, por lo tanto lo que puede decirse acerca de este único factor es muy poco, ya que señala rasgos generales. Lo mismo sucede con la numerología, en la cual si sumamos la totalidad de los factores para obtener un único número, estaremos analizando una fracción ínfima fuera de contexto. Así como el ser humano puede definirse por medio de la interpretación de los múltiples factores astrológicos, puede hacerse lo a través de la interpretación de los múltiples factores numerológicos. Lo contrario sería como decir que un individuo es su rostro, o su brazo, o su pierna. Por lo antedicho en el análisis numerológico se estudian una serie de números y las relaciones que existen entre ellos. Sin embargo como por algún lado hay que comenzar, sin olvidar lo que hemos aclarado pasaremos ahora a presentar las formas de cómputo.

3. En el análisis numerológico se parte de dos datos básicos: la fecha de nacimiento y el nombre completo, con cada uno de estos datos se estudian determinados aspectos, ya que no es lo mismo una cosa que la otra.

4. Existen múltiples tablas que mas que aclara termina confundiendo. Por ello antes de optar por una u otra es importante conocerlas y conocer sus fundamentos.

Otra aclaración importante antes de ver la tabla.

Hacer simple lo complejo no implica simplificarlo al punto de volverlo absurdo. Es esta simplificación tan habitual lo que hace que tantas personas consideren a la numerología (o a la astrología, el tarot, etc.) puras patrañas. Es por ello que en vez de brindar directamente una tabla de analogías número- letra, o de brindar “recetas” de interpretación, opto por darles una mirada más profunda que les permita comprender la riqueza de este maravilloso lenguaje simbólico.

Para el estudio numerológico del nombre vamos a centrarnos en la correspondencia entre número y sonido, (letra). Cada letra es de por sí un sonido que además tiene una “grafía” particular y como tal tiene su correspondencia numérica.

La numerología Pitagórica estaba basada en el idioma Griego, así como la de la Kábala esta basada en el hebreo. A medida que avanzó el tiempo y los lenguajes se diversificaron, modificaron y expandieron, el hombre tuvo que ir adaptando lo que estaba construido en un “formato” a otros nuevos.

Con el resurgir de la investigación en la denominada “Ciencia Oculta” se hizo necesaria esta adaptación y para ello, en el tema que nos ocupa, se fueron creando diversas tablas de correspondencias basándose en lenguajes diferentes al original y también en muchos casos, en enfoques particulares.

Aquí es importante hacer una aclaración: los primeros lenguajes estaban estructurados desde una concepción unicista, es decir desde una perspectiva que implicaba él todo en las partes y las partes del todo, de ahí su denominación de “SAGRADOS” y su calidad de “Mágicos y poderosos”.

En ellos cada letra era en si misma un símbolo pleno de significado, a partir de la cual se podía develar la totalidad. El cambio de paradigma implicó transformaciones en la concepción del universo y por implicancia en el lenguaje. Cada letra, podríamos decir, se fue “vaciando” de significado y sentido, hasta quedar finalmente como una pieza que solo adquiere sentido en su relación con otras; ¡la magia y el poder no tienen más cabida en moldes vacíos!

El lenguaje actual asentado en una concepción dualista de la creación inevitablemente construye en el hombre una mirada dualista, y por ende una concepción del mundo que le lleva cada vez a un mayor alejamiento del CENTRO, del UNO

Las tablas de cómputos de estos lenguajes de “partes” no tiene pues la potencia ancestral, ni su riqueza. Sin embargo aún conservan partículas, resabios de sabiduría, (por decirlo de algún modo), a partir de las cuales podemos retornar al origen.

Todo esto ha llevado a la creación de múltiples tablas de analogía número- letra, que provocan muchas veces gran confusión. De hecho no es realmente muy claro el fundamento de muchas de ellas. En algunas se utiliza el número nueve y en otras no, atribuyéndose esto al hecho de ser el nueve un número espiritual de máxima elevación, análogo a la “consumación".

Otras diferencias residen en darle o no valor a las letras que no se pronuncian, es decir para unos todas las letras de la palabra deben ser analizadas— análisis por grafía—, para otros el análisis es por fonética, (sonido pronunciado, independientemente de como se escriba).

En cierto modo la información que podemos extractar en un estudio por fonética tiene una connotación más espiritual ya que remite al sonido (energía más abstracta e inmaterial) mientras que la que obtenemos en el estudio por grafía nos brinda una información más pragmática, ya que la grafía remite a la forma (energía más material)

Entre las muchas tablas las hay que se corresponden con un idioma específico, las que resultan más o menos adecuadas a determinado idioma, y otras cuya justificación pertenece exclusivamente a su autor.

Hecha esta aclaración y dado que este es un inicio les brindaré la tabla de mayor uso para la lengua española. Tabla que se basa en la grafía, es decir en al cuál todas las letras se computan por su analogía gráfica y no fonética.

TABLA DE VALOR NUMÉRICO

1

2

3

4

5

6

7

8

9

A

B

C

D

E

F

G

H

I

J

K

L

M

O

P

Q

R

S

T

U

V

W

X

Y

Z

Veamos ahora el modo de realizar el cómputo.

SISTEMAS DE CÁLCULO

El primer sistema al que recurrimos es el llamado:

SUMA TEOSÓFICA: (También llamada REDUCCIÓN TEOSÓFICA)

Llamamos suma teosófica a la suma de los valores componentes de una cifra determinada, es decir de sus unidades, para obtener como resultado una cifra Final, sea esta compuesta o única. La cifra única corresponde a lo que denominamos UNIDAD

Llamamos UNIDAD a los números del 0 al 9, siendo el primero (el 0) número cósmico e inmanifiesto solo podemos obtener por suma teosófica resultados del: 1 al 9

Veamos ejemplos:

1994 = 1 + 9 + 9 + 4 = 23 A este número lo denominamos VIBRACIÓN COMPUESTA.

Seguimos adicionando:

23 = 2 + 3 = 5 A este número lo denominamos VIBRACIÓN SIMPLE o UNIDAD

Es importante tener en cuenta que los números: 11 / 22 / y 33 no se reducen cuando son resultados “finales”. En todos los demás casos (es decir cuando no son resultados finales) si se reducen pero recordando que están subyaciendo.

Las decenas son un plano superior a la unidad, por ello cuando obtenemos una unidad por suma teosófica debemos ver si corresponde al resultado de la suma de una decena, centena, etc. A mayor cantidad de "CEROS" es decir:

Decena = un Cero 1 0

Centena = dos ceros 1 0 0 etc.

Indica Mayor nivel evolutivo lo que es igual a mayor ¡POTENCIA! (No a mejor número). Esto solo es aplicable cuando utilizamos sistemas numéricos que contengan valores potenciales y no en los que utilizamos la unidad.

Cuando utilizamos sistemas de unidades la potencia de un número estará dada por la cantidad de posiciones en el número compuesto, por ejemplo un 4 al que llegamos desde un 13 es más concentrado (o de mayor potencia), que el 4 directo, aún más lo es cuando llegamos desde, por ejemplo, el 184 ya que en el primer caso alcanzamos la unidad desde la decena (13) y en el segundo desde la centena (184). Mayor potencia implica a la vez mayor complejidad dado que al aumentar el número aumenta su distancia del origen.

Teniendo esto en cuenta veamos un ejemplo con el nombre de CARLOS GUERRERO.

NOMBRE

C

A

R

L

O

S

Sub total

G

U

E

R

R

E

R

O

Sub total

Calculo vocales

1



6


7


3

5



5


6

19 (=1+9=10=1+0=1)

Calculo consonantes

3

9

3

1

16 (=1+6=7)

7

9

9

9


34 (= 3 +4 =7)

totales







23 (= 2+3= 5)









53 (=5+3 = 8)

Tenemos entonces que los subtotales del nombre CARLOS GUERRERO son:

Vocales: 7 + 19 = 26 =2+6=8

Consonantes: 16 +34 = 50 = 5+0=5

Síntesis: ………………… 76 -

(lo que es igual a 7+6= 13, ó bien podemos calcularla sumando: 8 (vocales) + 5 (consonantes) = 13 = 1+3= 4, la diferencia es que si sumamos directamente con los números reducidos a unidad nos perdemos los matices del “76

Así podemos decir que CARLOS GUERRERO es un número 4 tal como lo encontraríamos en muchos sitios. Y al mismo tiempo destacar que si observamos bien veremos que tenemos una serie de números tanto simples (expresados en unidades) como compuestos. Y es esta construcción de combinaciones particulares lo que define la verdadera expresión de ese número 4 de la síntesis.

Les dejo ahora para que practiquen con sus propios nombres…. Luego veremos los cálculos con la fecha de nacimiento.

Etiquetas de Technorati: ,,

2 comentarios:

  1. Me encanto el diseño!!! ya saque mi número de vibracion compuesta que es el 22 y mi número de vibración simple que es el 4 y voy por mas.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno che, me encantan éstas cosas.

    ResponderEliminar

¡Hola a tod@s!
Vuestros comentarios son bienvenidos.
¡Les invito a visitar mi otro blog