jueves, 3 de septiembre de 2009

POLARIDAD

Pasemos ahora a un segundo punto fundante.

¿Qué es esto de la polaridad?

Basta observar apenas un poco para comprobar que existen dos tipos de movimientos básicos: centrípeto y centrífugo. Podemos también expresarlos como Extrovertido (de un centro hacia fuera de sí) o Introvertido (de afuera de sí al centro). Ejemplos de esto vemos en el movimiento cardíaco: sístole, diástole.; en el respiratorio: Expiración- inspiración; o en el curso diario del sol que determina: Día- Noche. Es decir que más allá de creencias o puntos de vista la dinámica de nuestro universo responde a dos movimientos, y a ellos les llamamos POLOS

Estos Polos son pares de opuestos (dos extremos de algo) complementarios (pues no existe uno sin otro).

Polos percibidos muchas veces por el psiquismo humano como antagónicos, que son sin embargo instancias inseparables, pues pertenecen a la Unidad.

Los opuestos pues, actúan dinámicamente motivándose uno a otro, contrastando y complementándose, dando, en ese interactuar, paso al movimiento.

El círculo no tiene esquinas, de todo punto vamos al centro por sus radios, todo radio es igual a los otros, toda distancia es lo mismo, allí no hay fricción, no hay choque, no hay detención, sólo movimientos sinuosos, curvilíneos, continuos. Cada punto sucede a uno anterior y es anterior a un próximo, eterna evolución. De todos los símbolos que representan este concepto quizás el más claro es el conocido Tai Chi (o Ying-Yan)        

yingyang2

en el cuál el círculo señala la unidad, unidad a la que llamamos también totalidad cualquiera sea esta.

El círculo es nuestra forma de dibujar "el todo". Dentro del círculo dos partes iguales en proporción, diferentes en "color", (manifestación), de movimiento dinámico, circular, se buscan, chocan, se complementan, dentro de cada una de ellas, está la semilla de la contraria. Esta semilla es el "motor" que la dinamiza, cada fuerza surge desde un impulso opuesto a si misma, cada fuerza "contiene" su contraria, reafirmando aquí el concepto de unidad.

Una línea delgada y sinuosa las conecta. La línea del vínculo, de la resolución. Sin vínculo no hay resultados, el vínculo las interrelaciona y las resuelve, las contiene y se diferencia de ambas, (¡las trasciende!), constituirá el tercer factor que dará paso a la trinidad que más adelante veremos. Por ahora sigamos con la polaridad.

Dichos polos llamados por los chinos: Yang y Yin son las dos energías primarias, lo CREATIVO y lo RECEPTIVO lo masculino y lo femenino, cielo y tierra, espíritu y materia... Ambos se entrelazan y complementan entre si, dando origen en su unión a todas las cosas. Por lo tanto: producen la vida.

Lo Creativo actúa en lo invisible, su campo es el espíritu, el tiempo. Es generador, activo, masculino.

Lo Receptivo actúa en la materia distribuida en el espacio y consuma las cosas. Es pasivo, receptor y femenino.

Lo Creativo es en esencia el "Movimiento" y lo Receptivo la "Quietud", entendiendo por quietud el movimiento latente, ya que nada se detiene, la detención es un momento de transición de un movimiento a otro. Las imágenes primarias constituyen el cielo, las reproducciones de estas imágenes, la tierra. Son pues: Energía y forma.

Lo receptivo es el dos, (por ser lo derivado), lo creativo el tres, porque es la unidad que comprende a la tierra dentro de si. El uno no contiene ninguna diversidad, es una entidad abstracta, es el TAO. Así se conforma entonces la tríada.

 

PRINCIPIO YAN (Polaridad Masculina) PRINCIPIO YIN (polaridad Femenina)
Representa lo activo, Representa lo pasivo, estable
Fuerza impulsora, dinámica Receptiva y prolífica una vez fecundada
Fecundante, creadora Receptora. Gestadora
Masculino, cielo, padre Femenino, tierra, madre.
Lo Luminoso Lo Oscuro

 

Estos dos principios conforman la existencia, los encontramos en los pulsos de todas las cosas y nunca los podemos separar, uno y otro se contienen y su diferenciación surge de la cualidad que manifiestan teniendo cada modalidad su origen en la opuesta.

Yin y Yan están: En la respiración; En la circulación; El día y la noche; El hombre y la mujer, etc

Estos dos polos por si mismos nada producen pues resulta imposible su manifestación por separado. Es pues de su relación (la relación es el tercer factor) que surge el movimiento y de él la totalidad. Y así se construye la Trinidad Creadora-

(continuará)

Etiquetas de Technorati: ,,,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola a tod@s!
Vuestros comentarios son bienvenidos.
¡Les invito a visitar mi otro blog